sábado, 29 de noviembre de 2008

¡Alto a la violencia!

¡Cállate!, ¡Lárgate a tu habitación¡ ¡Tráeme la ropa! ¿Le parecen conocidos estos gritos, tan comunes en el diario vivir?A lo mejor usted es víctima de la violencia o maltrato intrafamiliar, y no se ha percatado.

La violencia intrafamiliar o doméstica son aquellos actos violentos que ocurren dentro del hogar, sean físicos o psicológicos y que pueden afectar a más de un miembro de la familia.

Este tipo de violencia no se da solo en pareja, también puede generarse de progenitor a hijo, de hijo a progenitor, entre cónyuges, hermano a hermano, sin importar, género, sexo o edad.

Cuando una persona es víctima de este problema social, muchas veces se vuelve retraída o violenta y son pocos los casos que salen a la luz, por temor a la represalia de nuestro castigador, o por verguenza a los comentarios de la sociedad.

Reconociendo al enemigo

Los principales agresores son aquellas personas que cometen actos violentos contra su conyuge o hijos y son violentos porque no saben querer, comprender y respetar a quienes forman parte de su círculo familiar. En ocasiones se da el caso de que tampoco tiene buenas relaciones con las demás personas que los rodean.

Las principales características del agresor son:
  1. Baja autoestima.
  2. Impulsos incontrolables.
  3. Ausencia de afecto.
  4. Malas relaciones personales.
  5. Generalmente fueron maltratados en su niñez.

Mitigando el dolor

Es común escuchar ¿Quieres que te compre ese juguete o por qué mejor no vamos al cine? !Vámonos de viaje¡ Los invito a todos a comer, o el típico abrazo y cariñitos del día siguiente.


Todos estos son mecanismos compensatorios luego de haber sido víctimas de una agresión física o verbal, es la manera de "reponer" el daño hecho, es la forma de hacerle olvidar al agredido o agredida lo que vivió horas o días antes, es la manera de ocultar los errores y hacer creer a todos quienes los rodean que conviven en un ambiente de amor y paz.

No son malos, tampoco buenos, pero debemos reconocer que con esto aceptamos nuestros errores y el de los demás como parte de nuestra vida cotidiana.

No sigamos el mal ejemplo, resolvamos las cosas de otra manera.

Dejando huellas


La violencia es un círculo vicioso que deja huellas imborrables en los seres humanos que tienen la desgracia de padecerla. Pero a pesar de que este problema parece no tener fin, a lo largo de nuestras vidas, debemos pasar por pruebas que nos ayudan a fortalecer nuestro espìritu.

En aquellos momentos en que nos hemos preguntado ¿Dios, por qué a mí? Recordemos que no es culpa de él, lo que nos sucede, ni del estrés o el trabajo. La responsabilidad de salir a flote y pedir ayuda es sólo de nosotros.

Seamos parte de la solución, no respondamos las agresiones con agresión, resolvamos todo de manera inteligente, mediante el diálogo se puede avanzar mucho e incluso mejorar las relaciones.

Somos los llamados a cambiar el rumbo de nuestra existencia, a luchar por nosotros mismos y si hemos sufrido es mejor pensar que nadie más debe pasar por lo que tu viviste.

La mejor manera de luchar contra los golpes, es denunciando el hecho.
No te calles, no dejes que la violencia te marque.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Día de la No violencia contra las Mujeres

El pasado 25 de noviembre, se recordó el Día de la No violencia contra las mujeres. En varias partes del país, instituciones de todo índole social alzaron su voz de protesta y salieron a las calles a demostrar que cada vez, son más las personas que se suman a la lucha en contra de este problema.

Casas abiertas, plantones, marchas y otras actividades se desarrollaron para dar a conocer a quienes viven el maltrato, que tienen la oportunidad de buscar ayuda, para salir de este círculo vicioso que lastima a todo el grupo familiar.

Lugares dónde acudir

El problema del maltrato y la violencia intrafamiliar, puede darse en cualquier etapa de la vida, sin fijarse en sexo, edad, raza, religión, nacionalidad o condición social. No pienses que es vergonzoso ser víctima del maltrato, cuando lo haces, renuncias a la oportunidad de buscar ayuda.

No esperes a que la situación se agrave para pider AUXILIO, en el país y en varias partes de la ciudad existen centros de apoyo para la mujer y la familia, que estarán dispuestos a brindarte una mano.

Las leyes y las denuncias


En la actualidad el tabú de la violencia intrafamiliar se mantiene presente, sin embargo las personas que deciden realizar las denuncias son más.

Un gran sector de la sociedad está saliendo del típico pensamiento "Aunque pegue y mate, marido es" y se acercan a las diferentes dependencia a llenar los partes y a realizarse los exámenes médicos legales que corroboren la agresión de la que fue víctima.

Las agresiones físicas, psicológicas o sexuales son penalizadas, incluso existe la Ley 103 cuyo objetivo es proteger la integridad física, psíquica y la libertad sexual de la mujer y los miembros de su familia.

No te acostumbres a los golpes, ¡DENUNCIALOS!

Comisarías de la Mujer


En el Ecuador existen varias comisarías de la mujer donde puedes presentar tu denuncia en contra del maltrato. No te quedes callada (o), alza tu voz, y lucha contra los golpes.

Guayas (5 comisarías)

Guayaquil : Malecón entre Aguirre y Pichincha
(04) 232-2629


Comisarías a nivel nacional:

Azuay (2)
Cuenca : Calle Benigno Malo entre Sangurima y Vega Muñoz
(07) 284-6607

Bolívar
Guaranda : Calle Sucre y García Moreno
(03) 298-0174

Cañar
Azogues : Calle Bolivar y Solano, Ed. Gobernación
(07) 224-0395

Carchi
Tulcán : Calle Sucre y Ayacucho Ed. Gobernación
(06) 298-0773

Chimborazo
Riobamba : Calle Primera Constituyente y 5 de julio 2223
(03) 294-6359

El Oro
Machala: Calle 9 de octubre y 9 de mayo planta alta
(07) 293-6323

Esmeraldas (2)
Esmeraldas : Calle Bolívar y Cansares bajos de la Gobernación
(06) 272-1451

Imbabura
Ibarra : Calle Flores 637 y Bolívar Ed.. El Torreón 2do. piso
(06) 264-3606

Loja
Loja : Calle 10 de agosto y Bolívar parque central
(07) 257-0270

Los Ríos
Quevedo : Av. 7 de octubre y primera, ed. Saltos Ahón
(05) 275-0288

Manabí
Portoviejo : Sucre entre Olmedo y Ricaurte
(05) 263-6788

Pastaza
Pastaza : Atahualpa y 10 de agosto
(323) 032885423

Pichincha (5)
Quito
Calle Ríos entre Antepara y Oriente: (02) 228-4016
Calle Loja y Guayaquil Casa Tres Manuelas (02) 223-1673 /229-1855

Rumiñahui
Av. De la Prensa y Luís TufiñoTucán (02) 233-6376

Santo Domingo
y 3 de julio Palacio Municipal 99208695

Tungurahua
Ambato : Sucre y Castillo, Edf. de la Gobernación 3er. piso
(03) 282-1415

Zamora Chinchipe
Yantzaza : Calle Armando Arias E Iván Riofrío
(07) 230-1169

Orellana
Orellana : Padre Camilo de Torreano y Esmeraldas (Centro Integral Jamba Huasi)
(06) 288-0181

jueves, 27 de noviembre de 2008

Nuevo lugar de ayuda

El Ministerio de Inclusión Social (MIES), una de las instituciones encargada de la la protecciòn de poblaciones en situación en riesgo, inauguró el 25 de noviembre la Primera Casa de Acogida para mujeres que viven la violencia denominada 'Hogar de Nazareth'.

La Casa de Acogida Hogar de Nazareth funcionará en Guayaquil, mediante un convenio entre el MIES y la Corporación Hogar de Cristo. Este centro es un espacio temporal con capacidad para 125 personas que brindará protección, seguridad y atención integral a mujeres y sus hijos e hijas que se encuentren en riesgo por la violencia de género en la familia.

Si deseas acudir a este sitio y buscar orientaciòn para tí y los tuyos, dirígete a la Comunidad de Nazareth, en el Km. 26 1/2 de la vía Perimetral.

Infórmate y reflexiona


Cuando tienes problemas, buscas refugio en las drogas o el alcohol, hasta el punto de autolastimarte, pero en lugar de destruirte, busca la forma de ayudarte y de instruirte para saber qué hacer en estos casos.

'Dónde quiera que vayas, tienes tus derechos', es una muestra cinematográfica que organiza el Ministerio de Inclusión Económica y Social, con el propósito de abrir un espacio de reflexión a través del cine, sobre los derechos humanos de las mujeres, jóvenes, niños, niñas y adolescentes, en el cumplimiento de los mismos para lograr la concienciación para un cambio social.

La exposición inició el 25 y se extiende hasta el 1, 8, 9 y 10 de diciembre, en el auditorio del Gobierno del Litoral, en horario de 19:30. La entrada es gratuita.

La cartelera tiene entre sus películas:
Martes/ 25/ Nov: Dolores Claiborne
Lunes/ 1/ Dic: Antes que anochezca
Lunes/ 8/ Dic: Conversaciones con mamá
Martes/9/Dic: Mi pie izquierdo
Miércoles/10/ Dic: Café Bagdad

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Violencia en el mundo


Con el paso del tiempo, los temas de conversación y discusión social han ido variando. El sexo un tabú, ahora se lo enseña a los niños de las escuela y se lo publica en los libros. Pero la violencia, a pesar de ser un problema de muchos años sigue siendo callado, pues se cree que lo acontecido puertas adentro de un hogar, no se debe mencionar.

Cantantes y directores de cine, quienes en sus trabajos muestran las distintas facetas de la realidad de una sociedad, están alzando sus voces en contra de este tipo de maltrato y uniéndose a la lucha contra los golpes.

CANCIONES

FILMOGRAFÍA

Imitando el ejemplo

video

¿Recuerdas cuando de pequeño jugabas con la ropa de tus padres? ¿Imaginabas como sería tu vida de mayor? ¿Verdad que no querías cometer sus errores?
Los niños son como esponjas, absorben todo a su alrededor principalmente de sus padres, porque para ellos somos sus "HÉROES", su ideal en el futuro.

No permitas que destruyan sus vidas, imitando todo aquello que de pequeños les hizo daño.
Fomenta el amor y la comunicación en tu familia.

El tiempo perdido

video

Nunca entedemos el verdadero significado de enseñar, guiar, apoyar, hasta que el tiempo no nos regala otra oportunidad.

Demuestra cuanto amas a tus seres queridos, antes que sea demasiado tarde.

martes, 25 de noviembre de 2008

Infancia olvidada


Hace mucho tiempo, dos personas muy distintas, que vivían en lugares muy diferentes, se conocieron en medio de una festividad. El flechazo fue instantáneo. Estas dos personas que se dejaron guiar por la emoción del momento, sin tomar en cuenta las consecuencias, decidieron formar una familia, guiados por ese flechazo instantáneo. Un amor que surgió de repente.

Luego de alguno años, fruto de este amor, nació un ser que llegó al mundo sin saber lo que el mundo le tenía preparado. Un niño alegre, que soñaba con sus juguetes y derrochaba amor, fue testigo de cómo el alcohol consumía a su padre, y que los efectos del mismo se reflejaban en los golpes en el cuerpo de su madre.

Gritos, discusiones, peleas, intentos de asesinato, y toda clase de maltratos pasaron frente a los ojos de un niño de apenas cinco años. Cinco años en los que se sentaba en una esquina a llorar, pidiendo a Dios que pare todo lo que le acontecía.
Pero el inexorable paso del tiempo y las vivencias de este problema, dejaron huellas en este niño que fue creciendo en un ambiente donde nunca conoció el amor de sus padres.

De adolescente, vivió con su madre, quien en reiteradas ocasiones, utilizó su cuerpo para descargar su furia a través de los golpes. Situación que era repetida por otros miembros de su familia.
Cuando visitaba a su padre, quien luego de separarse de su mamá, se casó nuevamente, la historia era igual. Solo que el maltrato ahora lo recibía él.

¿Cómo puede un ser humano resistir tanto? El dolor de aquel joven que empezó a buscar refugio en el alcohol, el cigarrillo, las mujeres e incluso las drogas, era tan fuerte que lo hizo renegar de Dios, el ser supremo que nos dió la vida.

En medio de aquella incertidumbre, en esa etapa de nuestras vidas en la que más necesitamos de la guía de nuestros padres, Dios escuchó los ruegos de su niño, y lo hizo acercarse a una persona que le mostraría el verdadero amor de padre y madre que jamás sintió hasta sus entonces 17 años.

Su abuela paterna, una señora de edad que desde ese instante lo adoptó como a su hijo, lo ayudó a seguir por el camino correcto. Una mujer tajante, de espíritu fuerte, que lo ha apoyado incondicionalmente y que ha estado en cada paso que ha dado.

Ahora luego de 25 años del inicio de esta historia, los padres de este niño de cinco años, formaron sus propias familias, con hijos a los que cada día les demuestran su afecto, su apoyo y el interés que jamás sintieron por el ser que nació en aquella época en la que se juraron amor.

Él creció solo, con un vacío que hasta ahora no ha llenado, con un resentimiento y un dolor tan grande, que el nudo que se hace en su garganta cada vez que a su mente regresan todos los recuerdos, lo deja mudo de impotencia.

La violencia intrafamiliar marcó mi vida, destruyó mi familia, me quitó a mis padres. Me dejó huérfano. Me quitó la ilusión de aquella niñez, en la que sales con tus padres al parque. La guía de la adolescencia, en la que te explican los cambios que están ocurriendo, y el apoyo de la adultez que siempre necesitamos.

La violencia dentro de lo que alguna vez fue mi hogar, no solo me marcó, dejó una cicatriz tan grande en mi alma que aún no cierra.

No permitas que tus hijos, hermanos, padres, amigos o cualquier ser querido sufra esta experiencia. Hay vivencias que son mejor no experimentar.

¡No te calles, lucha contra los golpes¡